Por: Ana María Giraldo Figueroa

“No estoy de acuerdo con lo que dices, pero estaría dispuesto a morir por el derecho que tú tienes a expresarte” Voltaire

 

Comencemos a relatar la realidad… 

Eran los años 70 y en las calles de Colombia comenzaba a escucharse el  primer grito revolucionario de una sociedad en llamas que había sido silenciada, el movimiento de oposición comenzaba a hacer presencia en un país gobernado por la extrema derecha, esta herencia colonizadora tan arraigada en un país “libre”. 

Christina Figueroa Urrego nació en 1955  y ya era una veinteañera cuando los 70s llegaron con toda su revolución, arropando a una juventud que quería salir del patrón tradicional de una ciudad rodeada de montañas. A Medellín ya empezaba a llegar todo este estilo de Inglaterra, Europa y EE.UU; su moda post Hippie, los pantalones acampanados, las minifaldas, ombligueras y plataformas con marcadas influencias del Rock de la época: Pink Floyd, The Doors, ABBA, David Bowie… y con esta moda fashion también llegó la disrupción de ideas y creencias en un país que había sido gobernado por la extrema derecha durante décadas. 

Ella relata: “Era mi primer año de arte en la Universidad de Antioquia, vivía esta libertad que comienzas a sentir en tu juventud y en la vida universitaria. Estudiaba en ese entonces en el Paraninfo de San Ignacio y comenzaba a sentirse una atmósfera de ideas contrarias, mientras varios de mis amigos seguían el movimiento popular de Mao Tse- Tung, una guerra popular bajo la que empezaron a levantarse en armas fabricadas por ellos mismos para  luchar y alzarse contra una clase oligarca de explotación y estructuras estatales, yo me encontraba sumergida en el aprendizaje del arte sin cero planteamientos políticos, pero fue hasta después de tomar materias como Economía, Sociología y Comunicaciones que escuché por primera vez hablar sobre el Arte Revolucionario”.

Entonces comenzó a hablarse de Débora Arango, pionera revolucionaria, quien empezó a pintar desnudos, siendo censurada por la moral y la religión católica, ya que empezó a denunciar en su arte “La mojigatería religiosa” como lo expresa Christina quien escuchaba estos comentarios de la boca de muchos de sus compañeros de clase, además ella acusaba la corrupción y guerra política en algunos de sus cuadros. Adicional, era provocante al vestir cuerpos comunes y corrientes con piel de seda. No nos cansaremos de resaltarla como una mujer referente para la equidad de género, quien a pinceladas pintó las voces de las mujeres en Colombia.

Los Sex Pistols sonaban en la radio, mientras causaban revuelo y agitación en Inglaterra con su “Anarchy in the UK” las influencias de una generación traspasaban oceános y llegaban a través del viento acariciando este valle. 

Se vivió entonces toda una época de revelaciones en la música, el Festival de Ancon, despertando una  libertad cultural juvenil. Comenzamos a ver a los hippies, a los cuales Diana Uribe resalta en su libro ‘Contracultura’ como los primeros ciudadanos que alzaron un discurso contra la oligarquía del gobierno y posicionaron un discurso fuera del sistema, acompañados del rock inglés y norteamericano. 

“ Desaparecidos 379 ¿Dónde están? 82.472” 

“Respiro libertad”

“Era tuya”…

 y tantos otros con mensajes contundentes, murales que nos cuestionan, nos deleitan, nos unen, nos alegran y nos despiertan. 

Como el mural del Adonis griego, al entrar a la Comuna 13, con su espalda desnuda mirando sobre su hombro, relatando más la guerra que el narcisismo de un Dios. Este mural retrata la primera operación  inquisitiva, “Operación Mariscal” en el 2001, la cual dió paso a la operación Para y militar  urbana más grande en una ciudad latinoamericana. Año 2002, una operación que dejo muchas muertes y alrededor de 300 desparecidos que aún no son reconocidos debajo de escombros en la montaña. Sin embargo, todo tiene su contracara, después de que el gobierno los compensara con escaleras elèctricas innovadoras La 13 abrió sus calles a locales y extranjeros, activando el turismo y generando dividendos para su gente.

De la realidad a la Fantasía…

Ahora, 20 años despuès,  te invito a caminar con la mirada en alto en una ciudad que se está creando en colores. Vamos a la calle 43 C a una cuadra del Parque del Poblado nos encontraremos con ‘la calle Pictopía’, bautizada asì por los artistas que enaltecen las calles de nuestra ciudad, el festival @pictopiamedellin, dirigido por David su organizador, quien es el encargado de tramitar los permisos a espacio público, a las casas privadas en las que se intervienen los muros y quien se encarga de velar y motivar a los artistas que durante una semana o un poco más van a realizar sus obras bajo el sol y la lluvia de la ciudad. Este festival  se realiza cada uno o dos años y su objetivo es reunir a artistas urbanos locales,  de Latinoamérica y del mundo, para pintar un muro compartido, produciendo obras maestras de ¡activismo y color!

Estuvimos durante la realización de este hito en la historia de los Graffitis  y nos encontramos con @youkonejo, una mexicana que observaba anonadada el muro de un paisano, artista que mencionaremos posteriormente, ella relataba que está sorprendida por la cantidad de arte que se ha encontrado en las calles de Colombia y la libertad de expresión que se vive en el país, Youko Horiuchi, Ilustradora de Ciuda de México, expresa que “Al parecer hay bastante libertad para expresarse, hay varios espacios que se están abriendo para este tipo de gráfica. Por ejemplo en la Ciudad de México no es tan fácil, necesitas muchos permisos y por lo tanto no hay tantas intervenciones, o cuando lo hacen son muy dirigidas hacia la parte comercial y marcas. Aquí hay arte sin censura y con una intención libre, un mensaje que viene del artista y no algo acordado o planeado antes”.

El muro que se encontraba observando es el de @srpapachango, ilustrador mexicano quien vive actualmente en Berlín, Alemania.  él viene del país de Diego Rivera, de Orozco, artistas que inspiraron su amor por el arte en gran formato y aunque comienza a pintar a gran escala en Berlín, sus orígenes los lleva consigo en los monstruos de fantasía que inspiran a grandes, porque su arte como él lo expresa, es para adultos, porque los niños ya viven en la magia de la vida. Su visión y sentir acerca del arte es la siguiente “para mi la ilustración es siempre comunicar algo y cuando indago el por qué del Muralismo Mexicano, me entero que nace del analfabetismo; en ese entonces, los muralistas empiezan a contar en las paredes un poco la historia de lo que estaba pasando, a mi me vuela la cabeza esa historia, poder

A lo que Christina agrega  “Yo en particular era rebelde con pensamientos superficiales, imitábamos a los Beatles y demás artistas en nuestra forma de vestir y adoptábamos una cultura que no nos pertenecía; hasta que comenzamos a vivir nuestra propia batalla…Se escuchaban de pronto conversaciones de pasillo y protestas en la plazoleta central de la universidad, seguidores de la filosofía de Mao Tse Tung y los estudiantes comenzaron a formarse en guerrillas, decían que se iban ‘a tomar la bandera’. 

Una vez estaba en la biblioteca y ví como en los salones unos policías le estaban dando ‘bolillo’ a estudiantes y yo salí corriendo por la salida del ‘Seguro social’, pude escapar pero muchos amigos murieron en enfrentamientos. Yo en un principio apoyaba las arengas y mi forma de vestir era de una joven rebelde, mas mis ideales no eran políticos sino artísticos”.

En ese entonces comenzaban a haber manifestaciones artísticas revolucionarias en la calle, rostros del Che Guevara en los muros, no era una revolución de nosotros los colombianos, para lo que Figueroa argrega “aún en esa época no existía el narcotráfico, la guerrilla de ese entonces tenía sus ideales, pero lo que no sabíamos era la manipulación mental que había detrás de eso…”

A mediados de los 80s y principios de los  90s empieza a crearse una subcultura urbana con manifestaciones culturales que nacieron del Freestyle y los cantantes norteamericanos que influenciaban a una generación de élites compartidas, es decir, una clase social que no gozaba de lujos ni ciertos privilegios. Entonces comenzó la cultura del Hip Hop, el Breakdance y el arte en los muros de sus ciudades, estos jóvenes decían las cosas que los medios no se atrevían y comenzaron a ser la voz de miles.

Comienza el siglo XXI y con este la nueva era de colores centelleantes luminiscentes, estridentes. Figuras surrealistas que sobrepasan los 3 metros de altura y nos hacen alzar la mirada cuando la rutina de una ciudad en desarrollo se hace gris. Depronto un texto en pocas palabras resumiendolo todo: plasmar y poder contar algo de lo que está pasando para la gente que no tiene ese acercamiento;  por esto yo pinto en la calle y no en la Galería, porque en las galerías es otro tipo de público, mientras que en la calle tu arte llega a todos sin importar el nivel socioeconómico y para poder llevar un mensaje es necesario llegar a todas las personas”.

Del monstruo peludito de ojos saltones se dispara un flash que ilumina y captura memorias de una gama de colores surrealistas plasmando una denuncia social, el artista Bogotano @grisone, quien a través de este mural hace un homenaje a un amigo suyo que falleció, para el cual intentó recrear un mundo mágico lleno de buenos pensamientos y bonita energía, el lugar donde cree que el puede estar, a través de este mural él transitó su duelo y deja un mensaje el cual comparte así “Quisiera que las personas sientan amor a traves de mi arte, principalmente esto: Amor…”

De las pinceladasa de colores neones y encantados vemos como un lago se abre paso en un muro de concreto, un lago de animales y biodiversidad alusinante, para encontrarnos co @tintadelrio artista plástica de la capital quien ve en la calle su taller de arte más gratificante, al tener el cielo como testigo y a las personas ‘de a pie’ como expectadores. Ella manifiesta “ me ¡encanta lo que sucede en la calle! La gente que pasa, las viejitas que se asombran por lo que uno hace, el habitante de la calle que no entiende y le da su perspectiva de lo que ve a partir de su realidad de vida; esa construcción lógica que le dan las personas a las imagenes que uno pinta” y esta visión la interpreta Luis, artista plástico del Instituto de Bellas Artes de Lima, Perú, fundador de @jaguacolectivo quien nos aclara el concepto de Graffiti, explicandolo de esta manera: “ Es bueno desglosar qué es el Graffiti y de dónde viene esta palabra, porque la historia del Graffiti está relacionada a una respuesta social. Ahora muchos jóvenes se están acercando a la calle expresando su código nuevo, porque todo el que pinta graffitis tiene su propio código o nombre y le pinta la cara a la ciudad” y luego cada artista va evolucionando y mutando sus expresiones a otras manifestaciones artísticamente más elaboradas o simplemente se manifiestan con textos e imágenes denuncia, lo cual es la razón máxima para pintar en la calle, poder expresarse libremente en un espacio que es de todas y todos. 

Depronto, nos encontramos con una cara femenina provocadora, incitante y explícita, unos pechos pronunciados y en medio una copa de aguardiente, con un mensaje explícito: ‘Todo Billete falso se rompe’, este es el alter ego de Titania, artista de Medellìn, quien plasma en los muros la realidad que vive en sus calles todos los días @undostresportita nos quiere compartir estas palabras “En mi obra he hecho denuncia, el activismo es algo que me gusta mucho, poner una posición política en mis obras me parece muy importante, porque mi arte está en un lugar exterior, donde miles de transeuntes están pasando durante dos años, por ejemplo acá, en un punto tan clave como es el Poblado a nivel turístico. Para nosotros el pago es otro, yo hago esto por honor! Por amor al arte, hay que hacer las cosas con amor y con honestidad, para mí el arte hace que yo no caiga en depresión. Uno es muy sensible y tener este don de poderlo drenar es invaluable”.

Los mensajes que nos transmiten los artistas urbanos nos hace cuestionarnos y alivianarnos de las cargas rutinarias de nuestro día a día como ciudadanos de urbes en desarrollo. Ahora te propongo que caminemos las calles de nuestras ciudades, prestemos atención a sus carros, sus ruidos, su gente, sus flores, sus árboles y sus muros. Como lo expresa Daniel Grajales, periodista cultural y crítico de arte, para la exposición A Cielo Abierto de Rodolfo Sánchez en Parques del Río en la ciudad de Medellín,  “El arte en la calle, afuera, deja su pretensión de ser un placer para los ojos de unos pocos, para convertirse en un bien común, en un patrimonio colectivo”.

 

Bienvenidos y bienvenidas a la democratización del arte…

Acompáñanos escaneando este código y lee los testimonios e historias completas de estos artistas que participaron en el festival de Pictopía Medellìn 2022

“Convivir con el estado”  

The Shopping Map

Fotografía por The Shopping Map

ARTE URBANO:DE LA FANTASA A LA REALIDAD DE SUS CREADORES

Continuemos leyendo los testimonios de los artistas urbanos, los Graffitis, su Street Art, las plantillas, el arte en las calle y su visión compartida…

Christina Figueroa

Diseñadora gráfica / Universidad de Antioquia

Profesora retirada de Fundación Universitaria Bellas Artes

Ahora dedica su tiempo a la fotografía artística y espontánea

Mientras yo me interesaba por el arte clásico, acuarela, óleo, témperas, paisajismo, anatomía, el retrato, la cultura llegaba a nuestra ciudad con la primera Bienal en el edificio Coltejer, la cual fue la primera muestra de arte mundial; recuerdo que hicieron una galería bellísima, arte pop, fotografías que ya eran alteradas con diseño gráfico, colores iridiscentes, neones. Por ejemplo un artista trajo el rostro de Marilyn Monroe con arte intervenido gràficamente.

El arte pop llegó acompañado de los performance en las instalaciones de arte contemporáneo y el arte en colombia comenzó a posicionarse en primera categoría, entre los que marcaron a mi generación fueron:

  • El artista caleño Omar Rayo y su dibujo y grabado en obras como O.V.N I, Anoz Amazona, Ibawabi… Parte de su colección está avalada y guardada en el Banco de la República
  • La cerámica del antioqueño Pablo Jaramillo “En esa época era el arte por el arte”, por la fascinación misma del deleite de los sentidos, pero la violencia en el arte se estaba manifestando ya que el arte que salía de las galerías exponía de cierto modo el dolor de una sociedad que quería hablarlo, una denuncia de la inequidad social comenzaba a gestarse, y tenía que nacer en el grito de unos ciudadanos saqueados por la corrupción de unos políticos… “Entonces comenzabas a caminar las calles y ya no veías la cara de una revolución que no era nuestra, el Che comenzó a tener otros rasgos y ya estabamos hablando un lenguaje nuestro. entonces alrededor de la de antioquia por la calle Barranquilla ya comenzaron a aparecer graffitis de Jaime Garzón, sus retratos pintados en los muros con textos como “ Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a veir a salvárselo… ¡Nadie!
    Ya para esa época hacía años había finalizado mi universidad, estaba casada y con hijos, pero ellos heredaron una sociedad que yo comenzaba a caminar…

@youkonejo 

The Shopping Map

Mural en Iztacalco – México @youkonejo

Youko Horiuchi

Ilustradora

Ciudad de México

“Estoy impresionada porque las ciudades están llenas de arte, muy bonito, hay muchísimo talento y variedad. En Cúcuta me encontré con otro mexicano que está pintando también, entonces hay diversidad de color y formas en diferentes lugares en Colombia.

Al parecer hay bastante libertad para expresarse, hay varios espacios que se están abriendo para este tipo de gráfica. Por ejemplo en la Ciudad de México no es tan fácil, necesitas muchos permisos y por lo tanto no hay tantas intervenciones, o cuando lo hacen son muy dirigidas hacia la parte comercial y marcas. Aquí hay arte sin censura y con una intención libre, mensaje que viene del artista y no algo acordado o planeado antes”

 

@tintadelrio

The Shopping Map

Mural en Bogotá – Colombia @tintadelrio

Artista plástica

Bogotá D.C, Colombia

He pintado en pictopia en el Barrio Colombia

“Comencé desde la pintura, porque toda mi vida me ha encantado pintar e ilustrar y empecé a descubrir el mundod de los muros porque me encontré con un formato más grande por el simple reto de pintar mis expresiones a gran escala, pero una vez empecé a pintar en ese formato me dí cuenta que me gustaba mucho la dinámica que se presentaba en la calle y me parecía mucho más enriquecedor como artista, al mismo tiempo que fuera un motivo para aportar algo a la sociedad y plasmar mi concepto y mi mundo a paredes gigantes y no encerrada en un taller que ya no me concetranba ni me iba muy bien estando ensimismada con mis cosas o mostrandolas en una galería, ya que considero que es un poco más sincero hacerlo en espacio público.

¡Me encanta lo que pasa en la calle! La gente que pasa, las viejitas que se asombran por lo que uno hace, el habitante de la calle que no entiende y le da su perspectiva de lo que ve a partir de su realidad de vida; esa construcción lógica que le dan las personas a las imagenes que uno pinta y me aprece muy curioso porque después de 6 años pintando cada vez las perspectivas van cambiando y la interpretación que le va dando la gente es muy curioso.

 

¿La interpretación se la da la persona de a pie o tu tienes un mensaje claro que quieres que veamos?

Eso depende de cada artista pero yo utilizo imagenes más abstractas, abstraigo formas y colores y desintegro una imagen y la vuelvo a integrar, a veces es un poco díficil de entender y trabajo también con huesos de animales; entonces la gente tiene imaginarios gráficos en la cabeza y ya le dan ese sentido conceptual a sus imaginarios.

Recuerdo una vez cuando pintaba en Chinchiná Caldas que pinté un ave gigante con unos huesos y la gente pasaba y me decía “¡Esos son dinosaurios!” porque es la construcción imaginaria que tienes de los huesos de animales; esto pasa demasiado. Yo trato de no ser invasiva con el espacio, indagar un poco del lugar donde voy a pintar, qué pasa y que no allí y tratode involucrar ya de acuerdo a mi temática cosas de este sitio, por ejemplo, aves endémicas de ese espacio o algún tema que quiera trabajar. Normalmente mis intervenciones sí tienen un sentido y muchas personas le dan ese sentido y otras tantas la gente se va por otros lados y no está mal, cada quien lo interpreta como guste.

 

¿Lo primero que pintaste?

Siempre me han gustado los animales y la morfología de los animales y ya después fuí construyendo a partir  de todo esto mi concepto que ya se ha transformado y es completamente diferente, pero sí, lo primero recuerdo haber hecho en el 2016 fue un oso gigante. No eran imágenes conceptualmente tan armadas, sino más explícitas como un oso, un ave…

@pictopia me envío la invitación este año en uno de los muros con más visibilidad en Medellín. El parche de acá es super diferente a otros festivales porque uno tiene que integrarse entre artistas y armar una narrattiva en conjunto; esto no lo tienen otros festivales donde cada uno tiene su muro y lo resuelve como quiera; encambio en este sí es obligatorio integrarse.

Ahorita estoy trabajando el concepto de la vida y la muerte y estoy trabajando materiales inertes, abordandolo desde la ecología, entonces estoy pintando una bolsa de basura y desde esta nace vida, como a través de la muerte también puede haber vida, el renacimiento de todo, además estoy al lado del basurero, sonríe, la gente puede hacer la analogía.

El muralismo o el Street Art es trasgresor y es el medio perfecto para poder llegar y poner el mensaje político, llegar con la denuncia que se necesita hacer y llevarlo a un muro para que toda la gente lo pueda ver y lo pueda entender, mi postura no es necesariamente política pero soy ecologista y una postura política frente a la vida, en mi trabajo plasmo un conjunto de cosas que soy yo, la forma en la que yo veo el mundo y lo interpreto. Son imágenes muy cocretas, no caen en literalidad pero sí se sobreentiende el mensaje, hasta ahora no me han censurado ningún muro, ya que manejo imágenes estéticamente bellas para que sean un poco más digeribles a las personas no es una imagen grotesca que va a generar controversia, sino que es una que tiene una gama cromática, tiene colores armónicos, maneja una paleta que juega con el color del muro y con el espacio, es un juego de llegar a través de la imagen al público de manera más suave pero concisa. 

 

@srpapachango

The Shopping Map

Mural en Berlín – Alemania @srpapachango

Ilustrador

Mexicano viviendo en Berlín

Comencé a pintar en Berlín, pero lo que realmente me impulsó a hacerlo data desde hace 11 años cuando estaba en Valparaíso y quedé fascinado con todo lo que ví, aparte yo crecí viendo murales de Diego Rivera, de Orozco (José Clemente Orozco).

para mi la ilustración es siempre comunicar algo y cuando indago el por qué del Muralismo Mexicano, nace del analfabetismo; en ese entonces los muralistas empiezan a contar un poco la historia de lo que estaba pasando en las paredes, a mi me vuela la cabeza esa historia, poder plasmar y poder contar algo de lo que está pasando para la gente que no tiene ese acercamiento;  por esto yo pinto en la calle y no en la Galería, porque en las galerías es otro tipo de público, mientras que en la calle tu arte llega a todos sin importar el nivel socioeconómico y para poder llevar un mensaje es necesario llegar a todas las personas.

Mi mensaje  en general es llevar toda mi cultura, el día de los muertos, los alebrijes, esos seres fantásticos, toda esa imaginación; esto hizo que Papachango definiera su objetivo; el cual es llevar y recuperar en los adultos, esa inocencia perdida, recuperar esos monstruos que en algún momento fueron sus amigos y que cuando creces te dicen:

‘Ya eres grande, ya no puedes creer en monstruos’ 

Entonces terminas volviendote muy cuadriculado. Cuando crecemos dejamos de creer en monstruos en esos amigos imaginarios que teniamos y esa era la solución más fácil de ser felices y cuando crecemos nos cortan esa fantasía y a mí algo que me impactó demasiado es que en México tenemos la tradición del día de los muertos y es todo sobre la imaginación, todo gira en torno a esto; pero dde repente creces y ya no puedes creer en monstruos, entonces es como contradictrorio. 

Entonces, una vez llego a Berlín, comienzo a ver estos murales y me digo que en algún momento me gustaría hacerlo. Yo era ilustrador digital pero me dije ‘Imaginate ver a este monstruo pero enorme, sería impactar a la gente de una manera positiva, esto me impulsó, poder compartir mi arte con mucha gente.

Mi arte no es para niños, es para adultos, a los niños ya los tengo ganados, a ellos les gusta; encambio, a los adultos es más díficil llegar, pero cuando yo de repente puedo ‘quebrar’ esa cabeza de un adulto y que de repente digan que los regresé a otro mundo o les hice recordar su infancia; esto es lo que me hace seguir compartiendo mi arte en las calles.

Ahora estoy pintando con pictopía salió muy natural a veces hay momentos en los que hay que dejarse fluir no hay que forzar ni organizarlo matemáticamente. Fué un viaje muy espontáneo, yo viajé a Cúcuta a dar una charla a la gente “Despierta tu creatividad” en la Universidad FESC para Proyectando IV Congreso internacional 

vine a inspirar a las personas de Colombia, transmitirles que no existen fronteras, estas son mentales para llegar a Europa o para llegar a cualquier parte del mundo y llevar nuestro arte a cualquier lugar. 

Entonces gracias a Tita decidí venir de un momento a otro y no sabía que iba a pintar, entonces al principio estaba nervioso pero una vez ellos me mandan sus bocetos yo accedí ya que tenía una idea que podía ser funcional y esta obra la pensé a través de una cámara para fotografiar esos recuerdos, una cámara lo que hace es conservar esas memorias; personalmente estoy viviendo un recuerdo que quiero conservar toda la vida, conocer una cultura diferente y es  lo que queería hacer. Toda esta cultura en latiniaméricay este mercantilismo periodístico que está matando a las personas, su integridad, cuando su finalidad es informar y correr este peligro es muy fuerte. 

El no poder expresarte libremente en una ciudad como Medellín, donde los grupos de oposición de extrema izquierda o extrema derecha que empuñan armas y cultivan coca que deja en ruina miles de vidas o hasta el mismo gobierno quien por conveniencia acalla es una revolución que merece elogios el hecho de pintar las calles y expresar tu voz, tu voz que es válida aquí allá y por la que se ha luchado desde generaciones previsa. Ahora ya esta voz no se enmudece fácil antes de ser viralizada y llegar a miles como una jarra de agua helada despertando a los dormidos…

La misma vida te va poniendo como artista a dónde tienes que llegar, y yo sin saberlo muy bien terminé al lado de Tita, quien pinta imágenes super coloridas y a @grisone. La composición del mural la veo como si estuviera camptandose como una sola obra toda esa composición, todo ese color.

Somos una cultura muy unida, esto es muy interesante ya que me genera una hermandad, me siento como si estuviera en México, como si estuviera con mi gente, eso es hermoso es no extrañar tu casa. Yo tengo muchos amigos colombianos. He trabajado con la banda @doctorkrapula son amigos míos; durante pandemia trabajamos en su album Doctor Krapula Kids, ellos me invitan a participar con ellos en el proyecto y realicé todas las ilustraciones para este; el cual es un proyecto para educar a todas estas nuevas generaciones. 

Desde hace 4 años tenía en la cabeza que tenía que estar acá pero no sabía por qué, y ahora estoy aquí y todos son mis amigos. Ahorita me voy y ya estoy pensando cuándo voy a volver.

 

@laplagainvade

The Shopping Map

En New York – USA @laplagainvade

Ha colaborado  con Juanes y crudo en creación de arte, J Balvin vestuario con la marca 747 y Ryan Castro

( Antes estaban las plantillas con el Che guevara y Jaime Garzón) El Graffiti está muy arraigado a la cultura Hip Hop a finales de los 80s, inicios de los 90s, se reúnen en la BBP a bailar y a intercambiar la cultura. A @laplagainvade quien ha trabajado en proyectos con J Balvin,en esta época comenzaron a hacerse muchos Graffitis, a mi me influenció mucho esa escuela, pero yo no vengo de esa escuela sino del Skate, yo empecé a montar patineta a los 13 años y empecé a ver firmas y me llamó mucho la atención el arte urbano y fue hasta el 2004 que tomo la desición de hacer Graffitis y me uno a una nueva ola de Graffitis en la ciudad.

Toda la expresión del arte urbano ha estado desde siempre, desde las cavernas y los neandertal, es algo innato al ser humano querer plasmar o contar su historia y se comunica con un espacio en común, aqui hay peligro o es por este camino o por este otro. Como lo he vivido yo ha sido a través del Graffiti y las técnicas como el aerosol, el vinilo…

Lo último que he pintado en la ciudad. Trato de salir a pintar a la calle una o dos veces por semana, es un hábito que conservo desde que comencé pero ahora estoy muy concentrado en la creación digital, en la creación del Metaverso. En estos momentos estoy con 3 compañeros en un proyecto que lleva el nombre de Neaverso, un espacio virtual en donde tenemos un espacio para crear arte urbano en el plano digital y la realidad 3D, somos pioneros en Colombia, aunque hayan otras personas que estén explorando ahora todo el mundo del Metaverso, somos pioneros en el hecho de que somos una galería colectiva de artistas urbanos, el Street wear, vestuario urbano, en la calle y la música de la urbe.

Exponiendo en Casa Ninguno.

 

@jaguacolectivo

The Shopping Map

Mural en Medellín – Colombia @jaguacolectivo

Luis Urrego fundador Colectivo jagua

Artista Plástico Universidad Bellas Artes Lima, Perú

Peruano viviendo en Medellín

Decidí venirme hace 5 años

Yo siempre tuve la inquietud de intervenir la calle como una especie de aventura, cuando estaba en el colegio me reunía con un grupo de amigos y buscabamos trasgredir un poco, la travesura de poder probar lo que otros estaban, en esa época no había tanto Graffiti como ahora, intentar comprar una lata de aerosol era toda una aventura, era muy complejo, a mediados de los 90s, a mi me influyó un poco, porque vivía muy cerca a la Universidad de San Marcos, pintas que eran subversivas, pintaban la Universidad, luego el estado las borraba y nuevamente ellos la rayaban. Cuando era un niño y la universidad estaba parada,  nos metíamos dentro de la universidad por las rejas y veíamos rayones, Dripping, y murales gigantes; entonces nosotros volvíamos al colegio y con mis amigos hablábamos acerca de qué podíamos replicar en las calles pero todo era autogestionado y en nuestro imaginario, pero a mi y amis amigos nos alimentó esto en nuestra infancia; ya fue entrados los 2000, en el 2002 exactamente, comienzo a acercarme a espacios de trabajo comunitario, luego de esto ingreso a la escuela de Bellas Artes  y entro a conocer artistas mayores de 50 años que admiro muchísimo como Manuel Linda paitán, hiperrealista peruano. Egresado de la escuela y me acogió incluso en su taller. Humberto Lozano

https://www.milenial.news/index.php/celebrity-news/235-artista-plastico-multifacetico-humberto-tito-lozano-torres

Todo esto me invitó a poder explorar, ya que en la escuela no te llevan a aprender técnicas de muralismo o a pintar a granescala en las calles. A mí me interesó más de repente la idea de poder servir mediante el trabajo artístico, por eso me acerqué muchísimo a problemáticas sociales y en función a esto me ligué a prácticas como trabajo en cartel, stencil, generar difusión de lo que uno ha hecho de manera social.

 

¿Ahora en qué se ha centrado tu arte?

Desde mediados del 2000 me he centrado en muralismo, principalmente mural, porque también hacemos arte gráfico y diseños tipo cartel, los cuales no firmamos, en los grupos anteriores en los que he estado incluso se entregaban de manera libre, ahora también hay demandas de otros países que las entregamos sin firmar, en este espacio en Calle de Pictopia también se expresa esto, poder trabajar de manera colectiva y como un modo de retribuir lo que nos ha servido el participar en diversos eventos. Nosotros como colectivo Jagua participamos en el 2017 y ahora lo hacemos nuevamente, es un modo de agradecer todo lo que se nos viene presentando.

 

¿Qué quieres expresar con el mural actual?

En una conversación con Luis él expresaba que los Graffitis no se deben tomar como una cuestión menor ya que con su manera saturada de expresarse en las calles sacudió mucho espacios del estado como tal. Así que si los llamamos arte urbano, expresiones artísticas libres o sea como lo llamemos todo arte urbano expresa las ideas, el arte y el color de toda una generación que se atreve a decirle al estado: ‘Aquí estamos, aquí habitamos y no nos vamos’. 

El Graffiti ha llevado a que se abran muchos espacios ha llevado a tender puentes para que algo que era considerado ilegal encuentre una ruta hacia lo legal, el Graffiti como tal, sigue en la calle y tiene mucha relevancia porque muchos artistas hoy en día han salido de esta expresión para pintar Street Art o murales. Es bueno desglosar qué es el Graffiti y de dónde viene esta palabra, porque la historia del Graffiti está relacionada a una respuesta social. Ahora muchos jóvenes se están acercando a la calle expresando su código nuevo, porque todo el que pinta graffitis tiene su propio código o nombre y le pinta la cara a la ciudad, yo respeto mucho esto y estoy en espacios que están muy relacionados con el graffiti y los aerosoles.

Para muchos que comienzan haciendo graffitis y terminan haciendo pintura mural, yo pienso que son etapas. El graffiti es un encuentro con la calle yo conozco mucha gente que partió con el Graffiti, comenzó a hacer un carácter, puede ser un monstrito, pero su intención de querer comunicar lo llevó a explorar más la figuración, entonces termina en una realidad distinta pero complementaria, el trabajo figurativo es un puente para los imaginarios, fortalece más el acercamiento del público a la idea, esto que estamos haciendo nosotros es una expresión de pintura mural de libre expresión porque aquí cada uno está expresando lo que siente y se está al mismo tiempo fusionando mundos y visiones. A mi lo que me parece grato es que muchos de los que hacemos graffitis compartimos una intención colectiva que de repente puede madurar o puede que no; incluso el propio graffiti mueve una élite, porque solo lo entienden entre ellos, hay personas que lo ven y no lo entienden, entonces está hecho para los que lo hacen, cuando se abre esa burbuja, el graffiti salta al Street Art, a la pintura mural y ya se convierte en este tipo de piezas que lo que ofrece son intenciones comunicativas frente a temas diversos, ya sean subjetivos o de un caracter social o político. (Poner el ejemplo del Esmad contra la gente en el mural de grisone)) a lo que él me responde que podría ser eso pero no necesariamenta soy yo la que lo estoy viendo, yo lo he reconocido y lo ato a mi imaginario, entonces genera puentes a la reflexión y a la crítica; entra lo simbólico porque lo que puedo estar viendo yo es diferente a lo que ves tú, cuando ves algo en particular lo ligas a un contexto, se abre un horizonte de posibilidades con respecto a la pintura, es interesante para un artista porque al uno no ser tan explícito no va en una sola dirección sino que te permite tener una gamas más amplia de posibilidades para leer. En este momento una niña rompre el poco protocolo que podía haber y lo abraza, su hija, el sol de la mañana en una ciudad en furia y concluye diciendo que es muy importante que existan este tipo de espacios como el que está brindandoles pictopía para expresar lo que esta sucediendo en la calle y fue lo último que pudo decir esta vez  un papá antes de partir para colorear el album de su hija.

 

@undostresportita 

The Shopping Map

Mural en Nuquí – chocó

Titania Mejía

Esta es la novena versión del festival, es un trabajo que se ha hecho muy orgánico, cada año ha sido autogestionado, se buscan recursos diversos, patrocinio de pinturas. No somos pagos y es una forma de nosotros celebrar lo que hemos pintado en el año y también al mismo tiempo se nos permite expresarnos como artistas, no nos piden algo específico que pintar, sino que podemos hacer lo que queramos lo que sintamos porque es una celebración de tu obra, tú estás acá como Titania o como Colectivo Jagua, como Gris o tinta del Río, cada uno de los artistas acá está mostrando quien es cada uno en su obra y como persona.

Yo comencé a pintar en la calle desde el colegio, como stencil y otro tipo de inteervención en la calle, carteles, cuando pegas con engrudo cosas y ya comencé a pintar murales en el 2011 en la calle y en el 2016 empecé a pintar con Pictopía, me invitaron. En Barrio colombia tengo un muro en madera donde tengo unos juguetes gigantes articulados.

Esto que estamos haciendo ahora es una dinámica muy bonita de intervenir la calle, al compartir con otros artistas con estilos muy distintos a los de uno e intervenir la obra del otro, por ejemplo, de repente yo me salto para el mural de gris y él se viene para el mío y Papa Chango se va para donde Tita del río por ejemplo y esto hace que se vuelva una sola pieza, cada uno tiene su propio espacio pero cuando tenemos una unión de repente comprendes que está unido, entonces es esta intención, no solo desde el ego del artista de hacer su obra solo sino también permitir que otro entre a su cuadro y pinte y viceversa. 

En mi obra he hecho denuncia, el activismo es algo que me gusta mucho, poner una posición política en mis obras me parece muy importante, porque mi arte está en un lugar exterior, donde miles de transeuntes están pasando durante dos años por ejemplo acá, en un punto tan clave como es el Poblado a nivel turístico. Para nosotros el pago es otro, yo hago esto por honor! Por amor al arte hay que hacer las cosas con amor y con honestidad, para mí el arte hace que yo no caiga en depresión. Uno es muy sensible y tener este don de poderlo drenar es invaluable, por ejemplo si yo me estoy sintiendo muy mal poder desquitarme en este muro de algo malo que me paso, por ejemplo cuando comencé a pintarlo el segundo día pasó algo muy triste, me puse a llorar pero después pensé, ya lo estoy digiriendo y lo voy a drenar, a destilar lo negativo y lo represento en lo que estoy pintando, entonces cuando yo ya lo tengo representado en un muro grande donde sé que personas lo van a ver y que yo lo puedo estar viendo también y sé que solucioné algo de mi psiquis para mi es algo muy satisfactorio.

En este muro para mí más que denuncia es mostrar lo que yo vivo en la noche en la calle, es dar mi visiónd e mi cotidiano, mi noche, algo divertido, quería plasmar humor, la sátira, tener ciertos elementos simbólicos, como lo son el fuego, el aguardiente, el licor, cada elemento que está ahí es una representación de algo, en el graffiti hay algo que se llama Props que son las dedicatorias gigantes que se hacen en una pieza de letras, entonces el prop es poner gigante su crew o los nombres de sus amigos, en el caso mío yo hago unos props representados en las cejas del rostro que representa algo de una amiga mía, algo de las ‘calqutas’ o stickers  que voy a poner en la nevera son para mis amigos, yo los hago graficamente.

((Propia narración))Una reunión de artistas, cada uno viene con su misión y su visión de los lugares que habitan y de sus culturas y todos ellos convergen en un muro en la calle 43C del Poblado, abajo del PP, el Parque del Poblado, donde se originó la ciudad en 1616 y donde hoy confluyen muchos los jóvenes, sus ideales, protestas y diversión, lugar que hoy en día está siendo transitado por miles de personas alrededor del mundo quienes visitan nuestra ciudad y se llenan de esta cultura urbana apropiación de los jóvenes adultos, de esta generación que ya no tiene miedo a expresarse.

Bienvenidos y bienvenidas a la democratización del arte…

ESTE ARTÍCULO PERTENECE A LA EDICIÓN #6 DE NUESTRO PERIÓDICO GRATUITO

 

 

 

 

 

¡Si quieres obtenerlo, escríbenos por whatsapp y te lo hacemos llegar! Válido para Colombia.