El ojo debe caminar

Por Gerson Aguilar

Regresar a aquellos espacios de la ciudad a los que solíamos visitar previo al covid season ha sido, sin duda, un proceso lento, bioseguro y nostálgico. El mismo éxtasis por reconectar con nuestros vínculos ha provocado un apetito voraz por rastrear nuevas experiencias en Medellín, y evitar a toda costa, la aburrida afirmación: “Aquí no hay más nada qué hacer”.

Para ayudar a esa constante búsqueda, propongo la siguiente invitación: el ojo debe caminar nuevas rutas. Así es, que no pare de observar – de arriba abajo y viceversa-, que no se canse de ser curioso, que se enriquezca, que se inspire por los colores, las formas, las texturas, el caos. Que arme un gran back up imaginario en nuestra cabeza para luego juntar esas nuevas imágenes y convertirlas en una nueva idea, en una próxima cita, en la respuesta a esa pregunta compleja.

No olvide que la imaginación es la que se encargará de mantenernos ocupados, de querer saber más, de leer, de ver películas, de tener buen sexo, de enriquecer cada aspecto de la vida, de dar alegría en donde la necesite.

Fotografía por @bloggaleriadearte

Precisamente una de las experiencias donde la imaginación goza de gran acogida en la ciudad, es el recorrido cultural que ofrece The Shopping Map. Una especie de escape por la zona creativa de Medellín -por medio de un guía especializado- donde apreciará ocho lugares de arte, diseño y moda; conociendo así una variedad de artículos colombianos, y en algunas ocasiones, a sus autores, quienes le compartirán la historia de sus obras y marcas.

El éxito de esta ruta está en mano de los curadores de este proyecto, de cada artista y diseñador, y por supuesto, de usted, el ojo que camina. Invite a otros a recorrer junto a usted y forme un criterio estético propio y generoso en el que incentive el consumo de productos culturales con el sello ‘Hecho en Colombia’. ¡Feliz plan y siempre observe!